24 abr. 2011

Los top 10 del 2010-2011

Habla Hermana Mayor
Con una ligera confusión de calendarios entre gregoriano y juliano y sabediosqué, manda la tradición que se conmemoren en tal día como hoy (perdón, ayer) las fechas de la muerte de Cervantes y de Shakespeare. Tanta casualidad no podía ser verdad, así que con tan ilustres datas se ha trasteado sutilmente para tener una excusa con la que homenajear a nuestro amado libro. Como no vivimos en Cataluña, no disfrutamos de la hermosa tradición de juntar libros y flores, pero no por ello queremos dejar pasar la ocasión de celebrar, de alguna manera, este día internacional del libro. Y sí, ya sé que voy con retraso, y que debería haber subido este post ayer, pero el caso es que, por la mañana tocó actualizar la ropa de verano de los niños, y me pasé la mañana ayudando a crecer a mi espíritu en el centro comercial, y por la tarde vinieron unos amigos que no esperábamos, y a quien vemos muy de tarde en tarde y nos acostamos a las tantas (pasándolo, claro, súper bien).

Y ya excusada, creo, aquí van los top 10 del 2010-2011 con aportaciones de toda la familia. Encontraréis para todas las edades, y no sé si para todos los gustos, pero la selección está hecha con mucho, mucho amor. El orden de los libros en la lista es aleatorio, así que el primero no tiene porque gustarnos más que el décimo. Simplemente son los libros que más nos han marcado a todos de entre los que hemos tenido la suerte de leer (o releer) este año. Ustedes los disfruten.



1. Nicole Krauss: la historia del amor. Por favor, no juzguen por el título.
2. Saramago: las pequeñas memorias. Y es que no puedo resistirme a las memorias de infancia.
3. Haruki Murakami: la caza del carnero salvaje. Cuidadísima traducción del que fuera mi profesor Fernando Rodríguez Izquierdo.
4. Antón Chéjov: la dama del perrito. Maravillosa relectura que me regaló en marzo un alumno súper especial.
5. Starwar, elige tu propia aventura. Debe de ser delicioso porque he visto a alguien leerlo unas 15 veces este año.
6. Harper Lee: matar un ruiseñor. También regalo de una alumna maravillosa. Pero qué bien escriben los gringos que escriben bien.
7. Ismaíl Kadaré: el palacio de los sueños. Es uno de mis autores más amados, por eso, también relectura de este año:
8. Ismaíl Kadaré: abril quebrado. No puedo evitarlo.
9. Cuentos para niñas de cuatro años. ¡¡¡Y además es rosa!!!
10. Junot Díaz: la maravillosa vida breve de Óscar Wao (gracias, Rosita)

¡¡¡Dios mío, qué duro ha sido decidirse!!!


22 abr. 2011

El Día de la Tierra

Habla Hermana Mayor.
No soy ni mucho menos una ecologista, pero intento imponer en mi hogar ciertas normas, a veces impopulares, para echar un cablecillo a esto del entorno. Hablamos muchas veces de las medidas que deberían tomar los gobiernos para evitar que la tierra se machaque todavía más, o al menos para intentar que lo haga a un ritmito menos intenso. Hoy celebramos 41º cumpleaños del Día de la Tierra, y estoy convencida de que, al margen de lo que hagan los gobiernos, los ciudadanos tenemos también una responsabilidad, y mucho que aportar a esta lucha. Yo tengo abiertos pocos frentes, pero creo que eso es mejor que nada, y por eso no pienso cejar en mi empeño. Aquí están mis duros ecotraumas del día a día:


• ¡¡¡Las lucesssssssssss!!! Además de los cuatro que solemos vivir en esta casa, hay un quinto e invisible visitante (que ya vivía también en casa de mis padres), llamado Don Gumersindo y que tiene el don de estar encendiendo luces en habitaciones donde no hay nadie. Siempre hay que estar detrás de Don Gumersindo, apagando sus luces, si no se quiere provocar un desastre medioambiental o arruinar a la familia con la factura de la luz. Recuerdo que en casa de una amiga no tenían a este invitado, pero estaban invadidos por los Hombrecitos Verdes, cuya facultad era exactamente la misma. Si conseguimos educar a todas esas hordas de extraños y antiecológicos personajes que pululan por nuestras casas mucho habremos hecho en favor de nuestro planeta.

• El misterioso caso de la invasión del papel reutilizable. O por qué mi joroba no deja de crecer. En realidad, cuando mis hijos se hagan adultos y reciban a dúo el premio nobel del dibujo artístico en modalidad naíf -que tendrán que inventar para ellos-, me sentiré orgullosa de lucir la terrible giba de mi espalda, especialmente porque habré matado dos pájaros de un tiro: tener a dos artistas en la familia y haber salvado a la tierra del desastre ecológico. La cosa es que no permito en mi trabajo que un sólo papel vaya a la papelera con una carilla libre. Y todos los que me encuentro van al saco, y el saco llega a casa, mientras yo voy poniendo de moda el estilismo a lo Cuasimodo. Por eso, para amortizar tanto papel y tanto sufrimiento, cuando hay un minuto libre en casa pongo a mis descendientes a pintar un ratito, así vamos consumiendo las torres de papel antes de que hundan el suelo de la casa.

• La sorda batalla a muerte con el Cazador. Confesando un pequeño secreto, diré que vivo en un entorno de "ecoescépticos". En esta casa mía es la madre la que se impone a la hora de revolucionar las basuras, trastearlas todas y mandar cada cosa a su limbo correspondiente. No es que mi matrimonio se tambalee en la cuerda floja por culpa del reciclaje, pero tampoco puedo decir que el otro cincuenta por ciento interesado se mate por colaborar en las ecotareas. De hecho, y como pasa en otros tantos hogares que conozco, el Cazador se limita a levantar una ceja mientras murmura algo así como "si sirviera de algo...", y acarrea la bolsita de los vidrios con cara de resignación, pensando que podía ser peor, y que puestos a elegir, más vale que a su correspondiente le dé por el reciclaje que por encadenarse a los matojos de la calle, que no deja de ser un acto de valentía, dado el estado en el que los tienen los perros del barrio.

• El agua. Psalmus IV: Repetid conmigo: niños, por favor, no llenéis el baño hasta tres cuartas por encima de su borde. (Popea y su leche de burra son una constante fuente de inspiración para mis vástagos). Intento concienciarlos cada día de la importancia del ahorro del agua, de que hay que pensar en quienes no la tienen, y con esto he estado machacando a mis hijos durante su breve pero intensa existencia. Hasta el otro día, en el que descubrí que me había pasado levemente cuando vi a mi dulce princesa dando saltitos en medio del pasillo mientras recitaba unos mantras para distraer su conciencia, esperando que su hermano dejara libre el baño de los niños. ¿Por qué no vas al otro?, le pregunté, y ella me miró horrorizada, mientras con lágrimas en los ojos me decía, "mamá, porque en tu baño se gasta agua y se seca la tierra". Ignoro cómo ha llegado a esa cabeza la idea de que mi baño consume agua y el suyo no, pero no podía consentir que se le llenaran de piedras los riñones por culpa del ecofanatismo de su madre, así que, después de explicarle que todos los baños consumen agua, he relajado un poquito la presión del ahorro (sin convertir por ello mi casa en la versión hídrica del vivalapepa).

Cuatro cositas de nada, pero el año que viene tendremos algo más añadido a la lista de ecotareas, lo prometo. Especialmente porque poco a poco voy ganando aliados para la causa, y a estas alturas el marcador refleja un resultado nada decepcionante para mí: madre ecoplasta 3, contaminador militante 1. Ayer, mientras mi hijo arrancaba de las manos de su padre unas servilletas de papel (lo siento, en breve tengo proyectado una campaña para volver a las de tela, aunque tengo que sopesar si contamino más con el jabón de lavarlas) nos marcamos otro tanto. Y es que mi hijo, al tiempo que salvaba de la basura las servilletas de papel que no habían sido utilizadas y se disponía a colocarlas en el servilletero, le dijo a su padre: las tres erres, papá, las tres erres. ¿Las tres erres? repitió el Cazador a punto de ser iluminado en los misterios de la ecología. Sí, papá, reduce, recicla, y reutiliza.
Y esto es todo, ¿o no?

21 abr. 2011

Kafka en un collar

Llevábamos algún tiempo queriendo hacer algo con personajes ilustres, hasta que, por fin, llegó la inspiración. Este collar fue para una amiga -kafkiana ella- a quien le habíamos prometido una pieza especial. Está hecho con cadena y piezas de metal, cuentas de cristal y plástico y un camafeo con una fotografía.

Kafka

Kafka

Estamos en Sevilla. Hoy es Jueves Santo, y la tarde y noche especiales de la Semana Santa se han quedado suspendidas bajo la lluvia. No hay nazarenos en las calles y el agua gotea por los adoquines. Para algunos la tarde se ha llenado de hostilidad, oscuridad y tristeza. Pero hay quien sabe hacer de la oscuridad un arte. kafka, por ejemplo.

14 abr. 2011

Protectora El Buen Amigo

Habla Hermana Mayor. Tengo una compañera de trabajo que está entregada al bienestar de sus amigos caninos. Resulta que todas las semanas echa unas (bastantes) horitas en una asociación que es refugio de peludos. Se encargan de gestionarles un hogar a estos amigos, de cuidarlos mientras llega su nueva familia; también fomentan la adopción de animales, como opción solidaria a la compra. Ellos participan en eventos, como el que tendrá lugar durante los próximos 29 y 30 de abril, y 1 de mayo, concretamente la Feria del Ganado de Los Palacios y Villafranca, Sevilla. paquetitos perros Para que nuestros amigos de La Protectora se luzcan en estos días, las Pirujas le hemos diseñado dos líneas de brochecitos de estética "chucha". perritos fieltro 2 Como veis, una es de fieltro, con camafeos perriles de distintos colores (se pueden pedir otras combinaciones de color, que los personalizamos a vuestro gusto) perros fieltro 3 perritos fieltro 2 Además de ésta, hay otra línea de metal y resina, con nuestro sello pirujero. Esta vez sobre una silueta de Hermana Menor coloreada por mí en distintas variantes. Como veis, para esta ocasión hemos trabajado a conjunto. perro uadritos perro estrellas perro lunares perro flor perros Podéis comprar estos broches en la Feria del Ganado, o a través de su facebook (Protectora El Buen Amigo), ver aquí. Nosotras no los venderemos, sino que ellos serán quienes tengan la exclusiva. Los beneficios de esta venta están destinados a mejorar las instalaciones del refugio. ¡¡¡Solidarios del mundo, no dejéis escapar esta oportunidad!!!

11 abr. 2011

Para Hermana Mayor

Hoy estaba haciendo esta foto para mi grupo de flickr I love l'atelier, mientras la editaba no hacía más que pensar... esta le va a encantar a mi hermana, así que he decidido subírsela a nuestro blog como un pequeño regalo, porque casi puedo escucharla diciendo. Nunca subes fotos al blog :o)
Va por ti hermanita.

Para coser el arcoíris

7 abr. 2011

Feliz cumpleaños

Con tres niños en la familia, y escolarizados desde antes de cumplir su primer año, llevamos a estas alturas unas cuantas seños en nuestro haber. Pues resulta que hoy es el cumple de una de ellas, y a su discípulo en cuestión casi le da ayer un infarto hasta que terminamos entre todos un broche conmemorativo para su aniversario, en cuya realización colaboró arduamente (pegando el lacito y grapando la bolsa, amén de una tierna cartita que escribió).
El motivo (cera y rotulador) es un dibujo de Hermana Menor, sobre base de resina y acrílico. Pero… ¿a que dan ganas de comérselo? Felicidades, Seño, que seas muy feliz, y que sean muchos más haciendo un trabajo tan maravilloso con tus niños. CumpleseñoAna

6 abr. 2011

Pulserita de comunión

En estos días empieza la cueta atrás para muchas Primeras Comuniones. Pulserita comunión Una compañera de Hermana Menor organiza la de su hija, y ha pensado en nosotras para obsequiar a sus invitadas con un pequeño detalle. Pulseras comunión Éste es el modelo que nos ha encargado, en los colores elegidos por Irene. Está realizada en perlas de río y cuentas de resina, con un camafeo y un lacito.

3 abr. 2011

Botitas de bebé

De nuevo tenemos un trabajo de Ana. Son unas botitas hechas a mano para una bebé. Absolutamente rosas.

botitasAna



La Piruja más pequeña tuvo unas iguales. Las tengo guardadas en su bolsita rosa que también hizo Ana. Y, la verdad, no puedo mirarlas sin que se me caigan unos buenos lagrimones. ¡Cómo podía ser tan pequeñita!

Twitter Update