17 mar. 2011

Japón

Habla Hermana Mayor.
Hace bastantes años tuve la suerte de ser alumna del maravilloso profesor Fernando Rodríguez Izquierdo en un curso de Haiku que organizaba la Universidad de Sevilla. Por supuesto que si me apunté a ese curso (como única alumna) fue porque ya entonces la cultura nipona me traía de calle. Como entonces, todavía hoy me fascina como un kaleidoscopio que me atrae desde todas y cada una de las caras que voy descubriéndole.
Después, mi andadura profesional me ha llevado a codearme con una procesión de japoneses, de japonesas especialmente, de los que tantísimo he aprendido. Alguno ha llegado a la categoría de amigo. Todos ellos están hoy en mi pensamiento, porque, aunque no están sufriendo directamente la tragedia, sí pertenecen a un país desgajado en este momento.
Vayan para ellos, y para todos sus compatriotas, estos tres versos, torpes en su academicismo, pero llenos de corazón.

Marzo confuso.
La tierra se estremece.
Sakuras negras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Update