17 oct. 2012

Dulces sueños en la casa de la pradera


Este verano nos enteramos de que unas niñas amigas nuestras soñaban con un camisón largo tipo princesa. De "la casa de la pradera", lo llamaban ellas, y largo hasta los pies, de los que se van haciendo un nudito alrededor de las piernas a medida que la noche avanza.
Tenemos un modelo de camisón que solemos repetirle a la niñita de la casa. El cuerpo está tejido en un algodón finito, y la falda va de vichy de cuadritos del mismo tono. Lleva un montón de vuelo y lo solemos adornar con unos lacitos o flores de la misma tela (y no, no están torcidos, lo que se ve en la foto no es sino un problema de postura y tiranta caída). También hacemos a los chicos los pijamas a juego. Los mostraremos otro día, pero son unos sencillos pijamas de la misma tela, ribeteados en cinta de algodón y con uno o dos bolsillos delanteros. 

Camisón 2

Bueno, pues como sabíamos que nuestras amigas querían uno de estos camisones, nos pusimos a la obra a principios de otoño, contando con que sus cumpleaños eran en octubre. Fuimos un poco contra reloj, pero al final los conseguimos tener en la fecha esperada. 
Aquí os mostramos el packaging y algún detalle más de los camisones, que, por cierto, se hicieron en un tono de morado suave porque -para quienes no estén informadas- el rosa es un color cursi de niñitas que a nuestras amigas no les gustaba nada.
Desde aquí queremos aprovechar para felicitarles sus cumpleaños. Que sean muchos, muy felices, y cargados siempre de buenos augurios y dulces sueños.


Camisón

3 comentarios:

  1. ¿Sólo para niñitas? Seguro que a alguna mamá (de niños, sólo tres) también le gusta.

    ResponderEliminar
  2. Ay por favor, que monada de camisones!!! sois unas artistas pirujis!

    ResponderEliminar
  3. Qué preciosidad.Han quedado muy bonitos y los detallitos ni te cuento.

    Un Beso

    Rosa Ana

    ResponderEliminar

Twitter Update