21 jul. 2012

Amelia Earhart en un collar

Mi padre cuenta que en los años 70 había muy pocas mujeres piloto en España. Había una piloto de nombre Abelina con la vocación y el valor suficiente para inmiscuirse en ese mundo que entonces era considerado exclusivamente masculino. Pues bien, cada vez que la voz de Abelina irrumpía en las radios de las cabinas de vuelo de sus compañeros, un clamor masculino se volvía contra ella al grito de "Abelina, a la cocina". 
Me temo que, desgraciadamente, esto sigue siendo así en cierto modo. Por supuesto, no creo que a ningún fanático de los cromosomas XY se le ocurra gritarle a una compañera que se vaya a la cocina, por mucho que le moleste su presencia, pero sí que es cierto que las mujeres que se encuentran a los mandos de un avión son muy pocas en comparación con los hombres que se dedican a este trabajo. Una pena.
En cualquier caso, el número de mujeres piloto ha crecido y seguirá creciendo, como viene ocurriendo con tantas otras profesiones. Es un proceso lento, que empieza siendo elitista y se termina generalizando. Por eso mismo queremos rendir un tributo a una de las primeras. Se trata de Amelia Earhart, a quien tenéis  aquí inmortalizada delante de su avión, en un modesto colgante que pretende expresar nuestra admiración y respeto.
Por si alguien quiere ser transportado un ratito a las nubes...

DSC_9741

3 comentarios:

  1. Maravilloso, es una de mis heroínas, junto a Clara Campoamor, que nos toca más de cerca, y otras tantas. Les debemos muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes, Chica. Cuántas mujeres hay que merecen nuestra admiración. Mujeres que fueron capaces de luchar ellas solas contra todo tipo de obstáculos, y con la incomprensión que encontraron tanto dentro como fuera de sus entornos. A las que las puertas se les abrieron a fuerza de sus propios golpes, y a las que nadie regaló nada por el hecho de ser mujeres. Clara Campoamor, Amelia Earhart, y otras muchas anónimas de la generación de nuestras abuelas. Gran parte de lo que tenemos, y mucho de lo que somos se lo debemos a ellas.
      Como siempre un placer dar contigo por estos lares, guapa.

      Eliminar
  2. Hoy he llevado el mio puesto :o)

    ResponderEliminar

Twitter Update