8 jul. 2012

Un gorrito-tocado para niña

Que sí, que sí, que ya sabemos que este blog no va de tocados ni mucho menos. Pero no podemos evitar enseñaros éste, que también ha salido de nuestras manitas. Os dejamos aquí las fotos que les hizo a los niños Hermana Menor mientras os vamos contando la historia del gorrito-tocado...


DSC_8803


Veréis, resulta que para la Comunión del Hijo Mayor, queríamos un tocado para que lo luciera nuestra princesa. Como veis, sólo tenemos una princesa en casa, así que queríamos ponerla guapa y decorada, como un árbol de Navidad. Y precisamente por eso nos pateamos toda la ciudad, a la caza de un tocado que nos gustase y no nos dejase el bolsillo con más agujeros de los que nos estaba dejando ya el "evento Comunión".

Olalla


Y no fue fácil, no. Para empezar el color era un tanto problemático. Los verdes eran muy verdes, y los azules muy azules. Pero no encontrábamos nada en medio. Y el vestido ya estaba colgadito en su percha, retándonos desde su armario a ver si teníamos coraje de dar nosotras solitas con los complementos adecuados. ¡Como si los retos nos diesen miedo, ja!

Olalla

Además, queríamos algo de aire retro. Tipo "Celia", que es la heroína de nuestra muchachita. Y también algo diferente, más allá de la diadema-floripondio que nos enseñaban en todos lados. Pero no estaba la cosa fácil, no. Por eso pensamos que la diadema-floripondio la podíamos hacer nosotras, ya resignadas a hacerlo todo en tono marfil.

Olalla


Y, de repente, vino a nosotras una cinta verde, pero del mismo verde (que es casi un azul). No nos lo podíamos creer. Juntamos encajes, cinta y otras cosas, y nos pusimos a hacer una diadema con dos lazos a los lados que la Hija Menor llevó durante la comida (el gorrito lo tuvo en la iglesia, pero no quisimos seguir torturándola toda la tarde con él), y que anda dando vueltas por casa. Prometemos enseñarla algún día. 

Primos


Terminada la diadema, Hermana Mayor se acordó de un modelo de capota con lacito que le hacíamos cosiendo encajes cuando era bebé (y no tan bebé), y nos pusimos manos a la obra. Lo hicimos siguiendo el patrón que teníamos, pero incluyendo alguna que otra tira rígida de cinta de rafia. Además, para quitar el lacito de sujeción al cuello y que el gorrito siguiera armado, pusimos una ballena en la parte de atrás, y una diadema en la de delante, para que se sujetase bien. Después, rematamos con una tira de volantitos y una cinta de tapicería. Y con dos flores de tela a los lados, así, a lo Princesa Leia. 

Olalla


Fue una paliza, porque todas las tiras están cosidas a mano unas con otras, con mucho amor y mucho tiempo, pero creemos que el resultado mereció la pena. ¿Qué os parece el experimento?

4 comentarios:

  1. Muy bonito, es original y le queda muy bien. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Hombre! la verdad sq con una modelo así... creo q no habrá nada q le quede mal :).
    Pero está guay!! es original ;)

    pompitasjabonosas.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. A mi me parece precioso, así que a por más, experimento?? pues por más.

    ResponderEliminar
  4. ESPECTACULARES, NO DOY CREDITO, VAMOS....ALUCINO!!BSS

    ResponderEliminar

Twitter Update