30 jul. 2012

Gargantilla plata y verde

Este verano hemos hecho unas cuantas gargantillas. Muchas han sido por encargo, otras no. El caso es que han tenido cierto éxito, y nosotras estamos muy contentas. Aquí os dejamos con una de ellas, en tonos plata y verdes. Y, como siempre, hecha con materiales de diversa procedencia y bastante reciclaje, claro, en plástico, cristal y metal. Y mucho, mucho, muchísimo amor.

DSC_0601

21 jul. 2012

Amelia Earhart en un collar

Mi padre cuenta que en los años 70 había muy pocas mujeres piloto en España. Había una piloto de nombre Abelina con la vocación y el valor suficiente para inmiscuirse en ese mundo que entonces era considerado exclusivamente masculino. Pues bien, cada vez que la voz de Abelina irrumpía en las radios de las cabinas de vuelo de sus compañeros, un clamor masculino se volvía contra ella al grito de "Abelina, a la cocina". 
Me temo que, desgraciadamente, esto sigue siendo así en cierto modo. Por supuesto, no creo que a ningún fanático de los cromosomas XY se le ocurra gritarle a una compañera que se vaya a la cocina, por mucho que le moleste su presencia, pero sí que es cierto que las mujeres que se encuentran a los mandos de un avión son muy pocas en comparación con los hombres que se dedican a este trabajo. Una pena.
En cualquier caso, el número de mujeres piloto ha crecido y seguirá creciendo, como viene ocurriendo con tantas otras profesiones. Es un proceso lento, que empieza siendo elitista y se termina generalizando. Por eso mismo queremos rendir un tributo a una de las primeras. Se trata de Amelia Earhart, a quien tenéis  aquí inmortalizada delante de su avión, en un modesto colgante que pretende expresar nuestra admiración y respeto.
Por si alguien quiere ser transportado un ratito a las nubes...

DSC_9741

17 jul. 2012

Maestra de música.

Este conjunto de pulsera y pendientes con la maestra de música como tema es el segundo que hacemos. El primero fue el encargo de unos buenos amigos, que lo quisieron para un regalo. Y, como no hay mejor publicidad que el boca a boca, cuando la regalada lució sus piececitas, llamaron la atención de su compañera de trabajo, que nos encargó otras iguales.

DSC_0503

Ay no, iguales no, por supuesto, que siempre hay algo que se cambia, que nosotras no somos capaces de repetirnos nunca.

DSC_0501

¿Quién se apunta a clase de música?

14 jul. 2012

La novia en la silla

Últimamente hemos hecho algunos collares conmemorativos de bodas. Desafortunadamente, no tenemos fotos de todos. Pero no podemos dejar escapar la oportunidad de enseñaros éste. La foto es preciosa, una foto de familia de la amiga que nos hizo el encargo, con la novia sentada en una silla. Por eso hemos colgado una pequeña sillita en la cadena, además de un pajarito, perlas de resina, y otras cuentas de metal. El resultado nos gusta mucho, porque es suave y delicado.

DSC_0483

¿Estáis de acuerdo?

10 jul. 2012

La mariposa de Hele

A finales de mayo publicamos un sorteo en el blog. Sorteábamos un broche al gusto del ganador, que tendría que elegir un diseño, un motivo... en fin lo que nos pidiera (siempre y cuando nosotras fuéramos capaces de hacerlo).
Hele fue la afortunada ganadora del sorteo, y nos pidió una mariposa dibujada por Hermana Menor. La semana pasada hicimos la mariposa y este fin de semana la hemos tuneado un poquito, así que nos han salido dos modelos a elegir. 


DSC_0479


¿Cuál preferirá la interesada?

8 jul. 2012

Un gorrito-tocado para niña

Que sí, que sí, que ya sabemos que este blog no va de tocados ni mucho menos. Pero no podemos evitar enseñaros éste, que también ha salido de nuestras manitas. Os dejamos aquí las fotos que les hizo a los niños Hermana Menor mientras os vamos contando la historia del gorrito-tocado...


DSC_8803


Veréis, resulta que para la Comunión del Hijo Mayor, queríamos un tocado para que lo luciera nuestra princesa. Como veis, sólo tenemos una princesa en casa, así que queríamos ponerla guapa y decorada, como un árbol de Navidad. Y precisamente por eso nos pateamos toda la ciudad, a la caza de un tocado que nos gustase y no nos dejase el bolsillo con más agujeros de los que nos estaba dejando ya el "evento Comunión".

Olalla


Y no fue fácil, no. Para empezar el color era un tanto problemático. Los verdes eran muy verdes, y los azules muy azules. Pero no encontrábamos nada en medio. Y el vestido ya estaba colgadito en su percha, retándonos desde su armario a ver si teníamos coraje de dar nosotras solitas con los complementos adecuados. ¡Como si los retos nos diesen miedo, ja!

Olalla

Además, queríamos algo de aire retro. Tipo "Celia", que es la heroína de nuestra muchachita. Y también algo diferente, más allá de la diadema-floripondio que nos enseñaban en todos lados. Pero no estaba la cosa fácil, no. Por eso pensamos que la diadema-floripondio la podíamos hacer nosotras, ya resignadas a hacerlo todo en tono marfil.

Olalla


Y, de repente, vino a nosotras una cinta verde, pero del mismo verde (que es casi un azul). No nos lo podíamos creer. Juntamos encajes, cinta y otras cosas, y nos pusimos a hacer una diadema con dos lazos a los lados que la Hija Menor llevó durante la comida (el gorrito lo tuvo en la iglesia, pero no quisimos seguir torturándola toda la tarde con él), y que anda dando vueltas por casa. Prometemos enseñarla algún día. 

Primos


Terminada la diadema, Hermana Mayor se acordó de un modelo de capota con lacito que le hacíamos cosiendo encajes cuando era bebé (y no tan bebé), y nos pusimos manos a la obra. Lo hicimos siguiendo el patrón que teníamos, pero incluyendo alguna que otra tira rígida de cinta de rafia. Además, para quitar el lacito de sujeción al cuello y que el gorrito siguiera armado, pusimos una ballena en la parte de atrás, y una diadema en la de delante, para que se sujetase bien. Después, rematamos con una tira de volantitos y una cinta de tapicería. Y con dos flores de tela a los lados, así, a lo Princesa Leia. 

Olalla


Fue una paliza, porque todas las tiras están cosidas a mano unas con otras, con mucho amor y mucho tiempo, pero creemos que el resultado mereció la pena. ¿Qué os parece el experimento?

5 jul. 2012

Un colgante muy oriental

El año pasado hicimos unos broches con unas bellas japonesas. Y no sólo hicimos broches, sino además pendientes y algún que otro anillito. Si alguien quiere refrescarse la memoria puede pinchar aquí, y también aquí.
Bueno, pues este año han llegado a nuestras manos unas hermosas chicas en kimono, la imagen misma de Madama Butterfly pero en chiquitito y en metal. Y hemos rescatado a nuestras kokeshis para darles una nueva vida. Esta vez en forma de colgante.
Aquí os dejamos con el resultado.

DSC_9967

Salieron cuatro en diferentes colores. Y nosotras todavía no hemos sido capaces de ponernos de acuerdo sobre cuál nos gusta más. 

DSC_9964




Twitter Update