22 jul. 2010

Madres e hijas

El viernes pasado mi hermana estrenaba vestido haciendo juego con mi sobrina, antes de salir de casa, se miraron en el espejo y en voz alta pensó:"necesitamos un collar". Ni que decir tiene que sacó bolas, tanzas, cordones, agujas... y engarzó dos collares haciendo juego uno para ella y otro para mi sobrina, estaban guapísimas y mi sobrina con sus 3 años radiante, orgullosa de estar igual que su mamá complementos incluidos.






2 comentarios:

  1. ¡¡Qué preciosidades!! Lo que daría mi hija por lucir alguno,¡con lo presumida que es...!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te gusten María, muchas gracias

    ResponderEliminar

Twitter Update