22 dic. 2011

Un regalito navideño

En octubre fue el cumpleaños de Hermana Mayor. Como el regalo que le habían encargado sus padres no llegó a tiempo, ella recibió un precioso vale que decía: "vale por este regalo cuando tenga a bien llegar". El vale incluía un hermoso dibujo de un paquete, hecho a rotulador por Hermana Menor con la facilidad de su mano experta, en cinco minutos, como quien no quiere la cosa y con los "rotus" de su sobrina. A Hermana Mayor le gustó tanto el dibujo que decidió reciclarlo para un broche navideño. Y es que no se podía desperdiciar un regalito... tan mono.

DSC_6418

Por cierto, vista la particular estructura del paquete, e imaginándolo a escala algo mayor, la destinataria pudo adivinar que el misterioso e impuntual regalo no era sino un fantástico juego de palos y bolsa de golf. Maravillosamente rosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Update